Imagen de Producto

Bienvenidos al blog sobre la Fotografía de Producto para Ecommerce

  • Las 7 claves de una buena imagen de producto

    En función del presupuesto, de las necesidades y del tipo producto a la venta, varía el tipo de fotografía de producto más adecuado para cada ecommerce. A pesar de ello, hay algunas “normas” a seguir sea cual sea nuestro tipo de ecommerce, si lo que queremos es ofrecer al comprador la mejor presentación posible de nuestros productos.

     

    El protagonista es el producto

    El objetivo de la imagen de producto es ayudar a vender y, por lo tanto, debe ser el producto y sus cualidades el único protagonista. Aunque pueda parecer obvio, esa es la primera regla. No olvidar nunca para qué necesitamos la fotografía de producto: para venderlo mejor. No distraigas al comprador con nada que no sea el producto ni potencie sus cualidades. En la imagen de producto para ecommerce, el arte está al servicio del negocio, así que el arte debe estar siempre al servicio de nuestro objetivo principal: aumentar las conversiones.

    Honestidad y realismo

    imagen de producto Si tu producto es bueno, si crees en él, demuéstralo con tus fotografías. Trata de ser lo más fiel posible a la realidad de los artículos que ofreces. Ajusta al máximo tu fotografía de producto a como es este en realidad, potenciando siempre sus punto fuertes y minimizando, si los hay, aquellos aspectos menos atractivos. Sé honesto con tus clientes y no generes faltas expectativas a través de la imagen de producto: lo único que vas a conseguir es aumentar las devoluciones y empeorar la reputación de tu ecommerce.

    Siempre la máxima calidad

    Saca siempre el máximo partido del producto para conseguir que éste le entre por la vista al comprador. Con una imagen de producto de mala calidad no sólo perderemos nuestras tan ansiadas conversiones, mancharemos también nuestra reputación y podemos perder un cliente. Por eso, toma siempre fotografías en alta resolución (300 dpi) y en formato RAW (tiene mejores posibilidades de edición).

    Atención al detalle

    Cada producto tiene sus propios detalles: hebillas, costuras, botones, texturas… Ten en cuenta esos detalles a la hora de presentar el producto, sobre todo si estos aportar valor. Considera, en algunos casos, hacer fotos de esos detalles que ayudarán al comprador a hacerse una idea de los acabados del producto que van a comprar.

    El retoque, un aliadoImagen 1

    EL Photoshop es tu amigo, pero úsalo sin abusar. Utiliza el retoque para eliminar reflejos, corregir las imperfecciones propias del producto, mejorar su colocación en el escenario, nivelar el balance de blancos,  variar el contraste… Pero hazlo siempre manteniendo la regla de la honestidad y sin alterar la estética real del producto. Retoca lo justo para mejorar la fotografía.

    Optimiza como puedas

    Adpata al máximo tus imágenes a la plataforma en las que las vas a usar, teniendo en cuenta qué uso les vas a dar. Si vas a usarlas en tu ecommerce, reduce su tamaño al que deban ocupar en la página, teniendo en cuenta si van a ser o no ampliables. Reduce también sus dpi (72 dpi es lo ideal para web) para que no pesen en exceso, aumentando así el tiempo de carga de tu página. El tiempo de carga es muy importante para el SEO, y el SEO es muy importante para tu negocio online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =